Las artes y su impacto neurológico.

Ayer por la noche mientras me desparramaba en el sofá, mirando el telediario, una noticia llamó mi atención. -Probablemente porque ocurrió en México.- La noticia trataba sobre unos convictos quehabían montado una obra teatral. En un primer momento no veía nada extraordinario, hasta que entrevistaron a uno de los reclusos quien comento: “me siento mucho mejor pues en la representación logramosencaminar las emociones” la nota televisiva mostró como se trasformaban interpretativamente hablando.

Esto me hizo pensar en el papel que las artes juegan no solo como medio de descarga emocional,sino su efecto en la vida cotidiana. Al respecto un ejemplo muy documentado es el de la música. Numerosos estudios tratan de mostrar o negar que el escuchar música, específicamente de Mozart o de algunosde sus contemporáneos, tiene efectos en las habilidades cognitivas.

La creencia podría estar enraizada en algunos mitos de la cultura griega: Orfeo amansaba las fieras; Anfión levantó lasmurallas de Tebas con su lira. Estos ejemplos muestran como para los griegos la música no sólo actuaba sobre su alma, sino también sobre su voluntad.

Volviendo a nuestros días, el actor francés GerardDepardieu comentó que Mozart ayudó a curar la tartamudez de su hijo. Este como muchos otros casos forman parte del llamado “Efecto Mozart” que tuvo su auge en la década de los 90¨s, concepto que se leatribuye al francés Alfred Tomatis en su libro Pourquoi Mozart?. revela que la música del compositor austriaco ayuda al oído. Sin embargo la concepción actual del efecto, se da cuando sale a la luz lainvestigación de la psicóloga Frances Rauscher y el neurobiólogo Gordon Shaw de la Universidad de Wisconsin quienes describieron un experimento en el cual 36 estudiantes fueron expuestos durante 10minutos de la sonata para dos pianos en re mayor K.448 de Mozart y que tal exposición tenía efectos positivos en las pruebas de razonamiento espacio temporal. Este efecto duraba unos 10 minutos. El…