Arte contemporáneo

EL ARTE CONTEMPORÁNEO Y EL OCASO DE LAS
NARRATIVAS UNIFICADORAS
Por Margarita Lotufo Valdés

1. Prolegómenos de la contemporaneidad y su arte
En la Europa del siglo XVIII con la propuesta de la Ilustración, se da la autonomía del arte íntimamente ligada a la autonomía del hombre, cuando se plantea al mismo como un hacer independientedentro de la inmensa gama de haceres humanos. Se lo separa de aquello a lo que había estado tradicionalmente unido y subordinado, es decir de los valores trascendentes que fueran sus fundamentos en la propuesta premoderna, y se plantea a la razón como el modo más adecuado para llegar a analizarlo.

En este momento se lo relaciona con la belleza convertida también en un valor autónomo, y surgeuna concepción que une al arte con lo bello, convirtiéndose en una propuesta que plantea como universal, el arte como belleza y la belleza como orden y armonía ligados a las formas naturales. Se inicia de esta suerte, junto con la emancipación del arte, la subordinación del mismo, al igual que otros aspectos del hacer humano (política, moral, ciencia, etc.), a una narrativa, o sea a un principioorganizador que estipula una serie de pautas que deben ser respetadas para pertenecer a la misma. Tal principio organizador en el concepto de arte de esta primera etapa de la modernidad fue el de la mímesis, o sea que toda obra artística debía, de una manera u otra, “re-presentar” las formas de la realidad. A medida que prospera la modernidad, tal narrativa, si bien va desarrollando variantesteóricas y estilísiticas, se mantiene . Con el romanticismo, en los albores del siglo XIX, el arte se convierte en la expresión de la subjetividad, y más tarde con el positivismo en creación. Es así que en las postrimerías de este siglo, al iniciarse el arte moderno con el Impresionismo, se llega a un alto grado de representación de la naturaleza, al intentar estos artistas captar en sus obras la realidadtal cual el en un instante en función de la incidencia de la luz en los objetos. Esta obsesión impresionista de apropiación de lo instantáneo, será el origen en el que se fundará el arte moderno, ya que las propuestas de los movimientos posteriores se basarán, por una parte en criticar el realismo impresionista, y por la otra, en proponer nuevos modos de representación en los que seránprimordiales tanto los aspectos subjetivos (Van Gogh, Gauguin, Munch, etc.), como la observación más objetiva que realizara Cezánne, a partir del cual cuestionará los principios de la perspectiva renacentista que plantea una estructuración estable del mundo de la obra, proponiendo el ingreso de la incertidumbre en el arte “Hay que ser rápido si uno quiere ver algo. Todo desaparece”.

El siglo XX heredaestas concepciones y las vanguardias históricas, afianzando el arte moderno recién iniciado, intentarán alejarse de los dominios de la belleza llevando a un grado sumo la subjetividad y la creación, intentando acercar el arte a la vida, en una actitud crítica con respecto a la autonomía del arte.

Estas vanguardias, profundamente enraizadas en el concepto moderno de progreso, centran su mirada enel futuro, por lo que plantean una ruptura total con el arte del pasado sumergiéndose en la permanente experimentación que las aleja de lo ya dado, para construir un nuevo arte en un mundo diferente. Tal postura es intensamente crítica y se refleja en los distintos “manifiestos” que la mayoría de ellas realizan para plantear teóricamente sus posturas y sus concepciones sobre el arte. Estosmanifiestos, según lo expresa Danto, fueron los modos de definir filosóficamente al arte, pues evidenciaban un esfuerzo por plantear una concepción determinada, a la que proponían como el único arte (Danto, 1999: 22). Por otra parte, las vanguardias rechazan a los museos e intentan alejarse del mercado del arte. Esta utopía que desea alcanzar la extrema pureza artística, desemboca en la propuesta…